Saltar al contenido

Receta Fondue Queso

¿Quieres aprender a hacer fondue de queso? Estamos ante una deliciosa y sencilla receta de fondue de queso ideal para cualquier situación, tanto una reunión de amigos cómo una cena romántica. Has llegado al lugar adecuado para que no te quede ninguna duda sobre cómo realizar una fondue de queso.

En primer lugar asegúrate de tener una olla fondue correcta, te valdrá cualquier fondue eléctrica o fondue con quemador, si te decantas por estas últimas asegúrate de tener gel para el quemador.

Tradicionalmente en Suiza esta receta solía estar realizada con queso Gruyére y Emmenthal por lo que esta receta esta basada en él. Siéntete totalmente libre de improvisar y añadir tus pequeños toques a esta sencilla receta de fondue de queso.

Ingredientes para la fondue de queso

  • 2 dientes de ajo cortados por la mitad
  • 250ml ( 1 taza) de vino blanco
  • 225g de queso gruyére
  • 225g de queso emmenthal
  • 15ml (1 cucharada) de jugo de limón
  • 15ml (1 cucharada) de maicena
  • 2ml ( media cucharadita) de nuez moscada
  • 2ml ( media cucharadita) de pimentón
  • Ingrediente a sumergir en la fondue. Puede ser pan cortado en trozos pequeños o verduras cómo pimientos verdes o rojos, rebanadas de calabacin, brocoli al vapor, coliflor, etc..

Preparación de la fondue

En primer lugar debe tener a mano un poco más de vino y queso por si fuera necesario ajustar la consistencia de la fondue. Debería agregar más queso si es demasiado líquido o más vino si es demasiado espeso.

  1. Frote el ajo alrededor de la olla de fondue con fuerza y posteriormente sáquelo.
  2. Vierta el vino blanco y el jugo de limón en la olla y encienda el quemador o arranque la olla fondue.
  3. Deje que el vino y el jugo de limón se calienten sin llegar a hervir.
  4. Reduce la potencia o disminuye la llama del quemador y agrega el queso.
  5. Con una cuchara de madera mezcle bien y revuelve la olla de forma continua.
  6. Agregue los ingredientes restantes a la olla.
  7. Agregue la pimienta al gusto.
  8. Si la mezcla es demasiado dura, agregue vino. Si la mezcla es demasiado suave, agregue queso.
  9. Sumerja trozos pequeños de pan o verduras. A tu gusto!
  10. Deja que los trozos sumergidos se enfríen por unos segundos y ya puedes desgustarlos!

Consejo: Pide a tus invitados que dibujen un ocho en la olla al sumergir los trozos del ingrediente principal y mantendrás siempre el queso en movimiento!